lunes, 23 de abril de 2018

965


964


Ahora que Iniesta se va del Barça y algunos lo empiezan a citar como el mejor futbolista de la historia de España, en lucha cerrada con Xavi Hernández, Raúl Blanco, Iker Casillas, José Ángel Iribar, Luis Suárez o Paco Gento, conviene recordar, ya que observo que no aparece su nombre en ninguna de las quinielas, que Alfredo Di Stefano se nacionalizó español y disputó 31 partidos en la selección, que era una cifra considerable para la época, en los que marcó 23 goles, dejando un récord que no se iba a batir hasta casi treinta años después, en 1990, con la aparición de Emilio Butragueño. Por tanto, no hay ningún debate: el mejor jugador de la historia de España y de la selección española es Alfredo Di Stefano, y los demás jugadores españoles solo pueden competir por la medalla de plata.


963


Igualmente debo recordar, a los muy preocupados de que España lleve casi treinta años sin Nobel de literatura, o a los que se quejan de que Federico García Lorca sea el único español contemporáneo publicado por la prestigiosa Bibliothèque de la Pléiade de Gallimard, que Mario Vargas Llosa, aparte de peruano, se nacionalizó español en 1993, y que tanto su ingreso en La Plèiade como su Nobel le han ocurrido luciendo ya la nacionalidad española.


962


Los pobres son los etcéteras de la historia.


961


Lichtenberg: “Los hombres más sanos, más hermosos y mejor proporcionados son quienes están de acuerdo con todo. En cuanto se padece un defecto se tiene una opinión propia”.


960


Cuenta Suetonio que, en el certamen de elocuencia griega y latina convocado por Calígula en Lyon, los vencidos debían escribir un poema de elogio a los vencedores, y en caso de que esos versos no gustaran, eran obligados a borrarlos con una esponja o con la lengua, si no querían ser azotados con una palmeta o arrojados al río. ¡Qué lástima que una costumbre así no haya llegado al siglo XXI!


959


Mi Biblia de Jerusalen en formato epub tiene… ¡1666 páginas! Es el libro de Dios, pero es Satanás el que ha numerado las páginas.


viernes, 20 de abril de 2018

958


OBSERVATORIO NEORRABIOSO PARA DEMOSTRAR QUE TODAS LAS NACIONES TOMAN LAS CARACTERÍSTICAS MÁS COMUNES POR EXCLUSIVAS DE SU PAÍS (1):

FÉLIX DE AZÚA: "España es el país más bárbaro, salvaje e inculto de Europa, donde no hay una sensibilidad real por la cultura".
PAUL AUSTER: “En la mayoría de los países los escritores son respetados, pero una de las curiosidades de la sociedad de Estados Unidos es que odia el arte y odia la literatura”.
GEORG CHRISTOPH LICHTENBERG: "El día en que la historia cierre sus libros desearía hojear el registro tan solo un momentito para ver si jamás nación alguna menospreció a sus escritores tanto como Alemania. No lo creo".
LOUIS-FERDINAND CÉLINE: "A lo largo de toda la historia de Francia, la persecución del escritor ha sido siempre en Francia un deporte nacional […] Siempre hay pretextos para perseguir al escritor francés. […] Pocos de los grandes escaparon a la furia judicial francesa. El francés no sufre de verse superado, incluso por la poesía. […] Hay que repetir con frecuencia todo eso en un país en el que lo ignoran todo de nuestra historia política y literaria".

957


956


Escribe Lichtenberg:
Se parecía a Alejandro por la cabeza ladeada, a Cervantes por la bragueta siempre abierta y a Montaigne por no saber sumar, ni con números ni con centavos.
¿Cómo es eso de que Cervantes andaba con la bragueta siempre abierta?


955


Mi top-10 de aforistas que amo:

1. Cioran
2. Canetti
3. Valéry
4. Pascal
5. Porchia
6. Vauvenargues
7. Lichtenberg
8. Chamfort
9. Nietzsche
10. Wilde

...y mi top-10 de los que no trago:

1. La Rochefoucauld
2. Lao-Tsé
3. Gracián
4. Confucio
5. Mencio
6. Marco Aurelio
7. Séneca
8. Epicteto
9. Cicerón
10. La Bruyère


954


Es cierto: los libros que amas también te aman y si acaricias su lomo ronronean.


953


Lichtenberg: "De todos los intelectuales que he conocido, los más notables pensadores eran quienes menos habían leído".


952


Desde que he empezado a jugar al tenis, sucede que me ducho mucho, demasiado: seis veces en quince días, más que en todo el invierno. Esto no puede ser una buena noticia para mí (que siempre seré un niño de rodillas sucias y resucio el corazón sucio).


951


Lejos del estereotipo de sordidez que se nos ha venido contando, los gladiadores en Roma eran auténticas estrellas de la época que solo competían tres veces al año y no era tan fácil que murieran en combate. Su prestigio erótico no solo era grande entre las aristócratas romanas sino también entre los hombres, que pagaban grandes sumas por una bolsita de sangre de gladiador, pues se pensaba que esa sangre/viagra aumentaba la virilidad.


jueves, 19 de abril de 2018

950


Y dale con "los versos" que escribe neorrabioso en los cubos de basura. Neorrabioso no escribe versos en los cubos de basura, escribe simples aforismos o meras frases, alguna que otra con un microbyte de lirismo, pero nada más. Fin del recordatorio Nº 3179.


949


948


Estuve ayer a punto de comprarme un geranio para aumentar el ecosistema de Maracaná, pero al final lo pensé mejor y me detuve. No. Todavía no estoy preparado para tener una planta. Se me moriría en menos de un mes por falta de cuidados y luego, seguramente, se me aparecería cabreada y nocturna, como el padre de Hamlet, para llenarme de reproches.


947


Curioso: conseguía las victorias de cualquier manera pero a la hora de fracasar era perfeccionista.


946


Lichtenberg: "Cuando la historia cierre sus libros todo será bueno, no tengo la menor duda; pero mientras tanto, ¿quién puede reprocharme que también yo haga zumbar mi bajo en el concierto?".


945


Quizá para resistir a un cuerpo cada vez más viejo mi cerebro se hace cada vez más infantil.


944


En el documental de la BBC Yo, Julio César (AQUÍ), Chris Kelly dice: “Julio César era como un matón de la mafia”. Y Peter Connolly: “Julio César era una persona muy superficial y extremadamente frívola. En ese sentido era muy imprevisible, lo único que siempre estuvo presente en su vida fue su vanidad. Todo el mundo conocía su superficialidad: era un niño mimado”. Y el arqueólogo Neil Faulkner, en el documental de History Channel Los malos de la historia: Julio César (AQUÍ), dice: “En la clasificación de los peores genocidas de la historia, Julio César está al nivel de Hitler o Stalin”.


943


Es aterrador, al leer los comentarios de estos vídeos de Youtube, la cantidad de gente que se queja de que se presente a Julio César como un genocida. ¡El daño que hace la mitomanía! No les importa que Julio César matara a un millón de galos y esclavizara a otro millón (entre un total de seis millones), o que dejara morir de inanición a 40.000 mujeres y niños, o que fuera habitual que cortara las manos a los adversarios para darles un escarmiento: todo lo justifican, como siempre, con el socorrido en-aquella-época-todos-eran-así. Jamás podré entender por qué extraña avería de la mente una persona del siglo XXI puede admirar más a Julio César que a Propercio, a Alejandro Magno más que a Diógenes, a Bonaparte más que a Champollion, y lo mismo me ocurre con las admiraciones de algunos miembros de las artes o el pensamiento. Sabido es que Julio César fue admirado por gente de la ralea de Carlos V, Hitler o Mussolini; más incomprensible me parece que fuera admirado por Dante, Nietzsche u Ortega y Gasset.


942


"La época" es el argumento-comodín que sirve para justificar todas las iniquidades e invita a mirarlas con mejores ojos. Aún así, uno sería menos vehemente contra ciertas partes del pasado si consintieran en estar muertas, pero no sucede eso. ¿Que los suicidios en masa de Numancia o Sagunto eran propios de la época? Ya, ¡pero es en 2018 cuando se les sigue enseñando a los niños aquellas barbaridades como una heroicidad patriótica! ¿Que Hernán Cortés y Francisco Pizarro se comportaron como todos los conquistadores de aquel siglo? Ya, ¡pero es en 2018 cuando seguimos manteniendo docenas de calles con esos nombres que hoy no deberían ser ningún ejemplo!


miércoles, 18 de abril de 2018

941


940


"No quiero volver a ver este jodío país en toda mi vida", fue la última frase que pronunció en suelo español Federico García Rodríguez, el padre de Federico García Lorca, antes de embarcar hacia el exilio a Estados Unidos, en el verano de 1940.


939


Cuánto racismo en Borges, en todas las direcciones pero sobre todo hacia los negros:
Me preguntaron si me gustaba el Brasil. Les dije que no, porque era un país lleno de negros. Eso no les gustó nada. No se puede decir nada contra los negros. El único mérito que tienen es el de haber sido maltratados y eso, como observó Bernard Shaw, no es un mérito.

938


Siempre había considerado licencia poética este fragmento de Salustio, en La conjuración de Catilina, cuando Catilina arenga a sus partidarios de esta manera, el subrayado es mío:
¿Qué mortal que tenga los redaños de un hombre puede aguantar que a ellos les sobren riquezas para tirarlas en edificar en el mar y en allanar montes y que a nosotros en cambio no nos llegue el patrimonio familiar ni siquiera para lo necesario?
¿Estaban tan adelantados los romanos en lo técnico como para edificar en el mar y allanar montes? Viendo el estupendo documental sobre el Imperio Romano de la historiadora Mary Beard (AQUÍ), empiezan a entrarme las dudas: en él se dice que los romanos del imperio deforestaron tantos bosques, explotaron tantas minas y tantos recursos que la atmósfera experimentó un aumento del nivel de metano como no se había visto hasta entonces, al menos por razones humanas, y como no se iba a volver a ver en el mundo hasta mil años después.


937


Para referirse a los tontos insignes, Unamuno usaba la expresión “el deficiente mental Nº 1”, Groussac recurría a “el imbécil de referencia” y Ortega, sobre el políglota Madariaga: “Era tonto en cinco idiomas”.


martes, 17 de abril de 2018

936


Dice el delantero del Real Madrid Karim Benzema que no canta el himno francés porque "si escuchamos bien la Marsellesa, llama a ir a la guerra y a mí eso no me gusta". Pero qué grande eres, Benzema. Y yo añado de mi minerva que todos los himnos patrióticos, incluidos los que no tienen letra, atizan el antagonismo y al escucharlos nos entran "ganas de invadir Polonia" (Woody Allen).